jueves, 23 de enero de 2014

Ensayo sobre la estrategia jurídica contra la pobreza

Buenas días queridos lectores. 

El punto de vista a expresar sobre la estrategia jurídica contra la pobreza y, basándome en el dialogo que sostuvo Samuel Azout (Alto Consejero para la Prosperidad), que se dio hace poco en el periódico EL TIEMPO, se puede decir lo siguiente:

Colombia en este caso no ha sido efectiva en su lucha contra la desigualdad y la pobreza, tenemos los niveles de desigualdad más altos de la región latinoamericana, en cabeza de la ciudad de Cartagena. En pobreza registra niveles altos, y en pobreza extrema muy altos. Uno de cada seis Colombianos vive bajo la indigencia si se mide por ingreso per cápita, en total el 45% son pobres y alrededor del 16% de los colombianos son pobres extremos. En general el 50% de los colombianos viven en pobreza, y a nivel mundial las cifras son impactantes revelan las estadísticas que tan solo el 8.1% de la población mundial posee el 82.4% de toda la riqueza del planeta.

La estrategia que utiliza el gobierno se concentra en focalizar la población más afectada y coordina esfuerzos para llegar efectivamente a ellos con políticas de alto impacto a través de la estrategia Red Unidos, que es la nueva fase de Red Juntos, del gobierno anterior, que identificó y caracterizó a las familias más pobres”. Hay una base de datos de 1 millón 425 mil familias, que se considera es un 70%, de todas las familias en pobreza extrema en Colombia. Esta estrategia trata de empoderar a las familias y a las comunidades para que ellos mismos sean protagonistas en su propio desarrollo. No es  un sistema asistencialista puro, sino más bien de un sistema de empoderamiento, que es darles las competencias de la vida para que ellos mismos superen su condición. También busca coordinar acciones para llevar oferta social.

Hoy en día la pobreza no es solo un problema de ingresos sino algo multidimensional. Según los estudios científicos de las diferentes  organizaciones nacionales e internacionales que san han llevado a cabo a través de la historia en la lucha contra la pobreza, se concluye que el crecimiento económico de un país por sí solo no reduce la pobreza en sociedades donde abunda la desigualdad, porque las personas que están en la cumbre de la pobreza, que en Colombia son como 9 millones bajo la línea de indigencia, estas personas no logran llegar a tener las competencias que se requieren para beneficiarse del crecimiento económico, porque si una persona es analfabeta, por ejemplo, así crezca mucho la economía de un país, y se creen muchos puestos de trabajo, esta persona no va poder aprovechar estas posibilidades.

Ahora bien se concluye aquí con este estudio que, a las personas en pobreza extrema, hay que llegarles con una política social de alto impacto, como el sistema de acompañamiento, (estrategia utilizada por el país a través de RED JUNTOS), con el fin de culturizarlos y cambiarles esa mentalidad de pobreza, (que ya es algo difícil de llevarlo a la realidad), para que se capaciten y salgan del analfabetismo primeramente, y puedan competir en el campo laboral con los conocimientos básicos, y porque no llevarlos a que sean unos futuros profesionales.

En conclusión, basándome en la estrategia RED JUNTOS, que lleva a cabo el gobierno nacional a través de las diferentes entidades públicas, el cual es inspirada primeramente de un programa chileno llamado “Chile solidario” y, que tenía un sistema de acompañamiento que dio resultados muy satisfactorios en ese país, y dado que Colombia no ha sido tan efectiva en su lucha, a pesar de tener una excelente estrategia, mi recomendación más que una estrategia es que para alcanzar este fin hay que fortalecer el marco institucional existente, de manera tal que se puedan articular los diferentes niveles de gobierno, así como los diferentes entes públicos encargados de suministrar de manera adecuada, ordenada e integrada los servicios sociales y bienes públicos que demanda la población más pobre.