viernes, 27 de diciembre de 2013

Diferencias entre costas del proceso, agencias en derecho & honorarios


Suele confundirse en la práctica, el significado de las expresiones: Costas procesales, expensas, agencias en derecho y honorarios. Conceptos que cumplen unas funciones específicas y diferentes dentro del proceso judicial y acuerdos entre el mandante y el mandatario o el abogado y su cliente.

Las costas procesales: Son todos aquellos gastos de tipo económico que realizó la parte que gana el litigio en un proceso judicial. Son liquidadas y declaradas por el Juez en la sentencia en contra de la parte vencida y, a favor, de la parte vencedora. Las costas procesales se dividen en dos: 

*Expensas y,
*Agencias en derecho. 

Las expensas: Son todos los gastos que se requieren para el juicio, diferentes de los honorarios de abogado. Las expensas pueden ser, el costo de honorarios de peritos, impuestos, fotocopias, viáticos, desplazamientos sobre diligencias realizadas fuera de audiencias, etc.

Las agencias en derecho: Son todos los gastos que sufragó o pago la parte triunfadora para ejercer la defensa judicial en el proceso, como son, los honorarios de abogados. Deben ser pagados por la parte perdedora si, son declaradas en sentencia judicial. Las agencias en derecho las declara el juez a favor de la parte (demandante o demandado) y, no a favor del abogado triunfador. Son fijados de acuerdo con los criterios establecidos en el artículo 43 #3 de la Ley 794 2003 y posteriormente por el articulo 366 #4, de la Ley 1564 de 2012 según dicha norma dispone: 

"Para la fijación de agencias en derecho deberán aplicarse las tarifas que establezca el Consejo Superior de la Judicatura. Si aquéllas establecen solamente un mínimo, o éste y un máximo, el juez tendrá en cuenta, además, la naturaleza, calidad y duración de la gestión realizada por el apoderado o la parte que litigó personalmente, la cuantía del proceso y otras circunstancias especiales, sin que pueda exceder el máximo de dichas tarifas”.

Las nuevas tarifas del Consejo Superior de la Judicatura quedaron plasmadas en el Acuerdo PSAA-16-10554 del seis (6) de agosto de 2016, Vea también: Nuevas tarifas para las agencias en derecho 

Los honorarios: Es el valor económico de la gestión del abogado, por la defensa judicial en un proceso o las diversas gestiones extraprocesales encomendadas. Dichos honorarios son establecidos por las partes de común acuerdo en un contrato de mandato formal y por escrito, si no se pacta o existe controversia sobre su pago, son fijados por el juez a favor del abogado, dependiendo de diferentes factores como el trabajo desplegado, su prestigio, la complejidad del caso, la cuantía en las pretensiones, la capacidad económica del cliente, la voluntad contractual de las partes y las tarifas establecidas por los colegios de abogados.

La Corte Constitucional dispuso que las agencias en derecho no tienen que corresponder siempre a los honorarios pagados por la parte triunfadora a su abogado, (puede ser más o menos de lo pagado por el cliente) y la Corte Suprema de Justicia explica que el monto probable que podría fijar un juez por concepto de agencias en derecho, no le debe servir como modelo para fijar los honorarios que debió pagar un cliente al abogado.


Conclusión: No es recomendable pactar las costas del proceso a favor del abogado, porque el Consejo Superior de la Judicatura siempre ha manifestado que ello es una inmerecida ventaja económica para el abogado, lo que con ello significa que las costas por ley pertenecen a la parte (cliente o mandante) y no al abogado, pero dicho criterio jurídico se debe interpretar y aplicar de esa manera, siempre y cuando el cliente haya pagado los respectivos honorarios al abogado con anticipación o antes de ser dictada la sentencia judicial. Si no se pagaron honorarios por la gestión encomendada, las agencias en derecho serán a favor del abogado, y ello tampoco impide que también gane como honorarios un porcentaje sobre las pretensiones logradas o como comúnmente se le ha llamado "Cuota Litis" o "Prima de Éxito". Ahora bien, si el abogado cobra por adelantado honorarios y pacta en el contrato de mandato las agencias en derecho a su favor, en este caso sí obtendría una ventaja inmerecida, pero todo depende de los honorarios recibidos por adelantado y las agencias en derecho decretadas por el juez, que tienen mucho que ver, con la complejidad o naturaleza del caso, la cuantía, la duración de la gestión, el prestigio del abogado. Igualmente, el cliente tiene que analizar los gastos económicos de proceso que haya sufragado el abogado, el contrato de mandato acordado, porque este, es la ley que los rige, siempre y cuando no sea violatorio para ninguno de los firmantes.